Aviación civil: en la era de la IA y la ciberseguridad
marzo 6, 2024
Evolución 4.0: Cómo la IA transforma las estrategias de marketing
marzo 6, 2024

Desafíos del sistema educativo ante la Inteligencia Artificial

Introducción

 

En el momento que el director general de País Dominicano Temático, Rafael Menoscal Reynoso, me solicitó escribir para esta edición, surgió como pólvora encendida la idea de trabajarlo junto al tan criticado producto de software basado en Inteligencia Artificial, ChatGPT. Y es que, siendo esta herramienta, junto a otras, todo un reto para el sistema educativo, el ignorarla y no aprovechar sus ventajas, es precisamente ser pisoteados como docentes y dejarnos ganar por el desafío que conlleva adaptarse a los cambios tecnológicos.

Es justo al momento de reflexionar sobre este tema, ue recuerdo a los vendedores de enciclopedias (como la Atlas) pasar por las calles de mi sector ofreciendo estos volúmenes a crédito, y con ello brindarnos la oportunidad de tener acceso a información allí documentada, sobre todo, para aquellos con acceso limitado a las pocas bibliotecas disponibles. Luego, recuerdo cómo teníamos que trasladarnos hasta la Biblioteca Nacional, como único reservorio de la documentación que podía sustentar los ensayos de investigación que nuestros docentes en aquel momento nos hacían realizar. Todo aquello era una real odisea.

Ya para mis estudios de grado en la universidad, afortunadamente se amplió dicha oferta, y contábamos con enciclopedias digitales como la recordada Encarta de Microsoft, pero que con el desarrollo de Internet y de
plataformas como Wikipedia, inició el declive de una obra singular que fascinó a millones de estudiantes en todo el globo terráqueo. Con los primeros navegadores de Internet y los robustos buscadores, ya hasta hemos incluido en el idioma español palabras como Googlear. Hoy día tenemos una alta tele densidad y el acceso a Internet representa consigo grandes retos que enfrentamos aún.

Es así como la Inteligencia Artificial ha irrumpido en todos los aspectos de la sociedad, transformando la forma en que vivimos, trabajamos y nos educamos. Ante este escenario, el sistema educativo se enfrenta a
desafíos sin precedentes para preparar a los estudiantes, no solo en términos de conocimientos técnicos, sino también en habilidades sociales y emocionales. En este análisis exploraremos distintos retos y/o desafíos que surgen al momento de estudiar cómo la Inteligencia Artificial impacta los sistemas educativos, y agregamos algunas recomendaciones para su gestión de forma estratégica a manera de prevención.

 

 

Los sistemas educativos son estructuras organizativas y normativas diseñadas para proporcionar educación formal a la población. Estos sistemas abarcan desde la educación preescolar hasta la educación superior y están diseñados para facilitar la transmisión de conocimientos, habilidades y valores a las nuevas generaciones. Los componentes principales que conformarán los sistemas educativos incluyen, por lo general: políticas educativas, niveles de educación, currículo, metodología de enseñanza, evaluación del rendimiento, infraestructura y recursos, gestión y administración de recursos y procesos. Estos sistemas están en constante evolución para adaptarse a los cambios en la sociedad, la tecnología y las necesidades educativas, pero también son adecuados a las diferencias culturales, socioeconómicas y políticas.

 

Cada sistema educativo responde al contexto en que se aplica y cada uno maneja sus propias características y enfoques. Algunos de los sistemas educativos más conocidos a nivel mundial son:

• Sistema Educativo de Finlandia: El cual es reconocido por su enfoque en la equidad, la individualidad y la poca presión en las evaluaciones. Se centra en el juego, la creatividad y la autonomía de los estudiantes.

• Sistema Educativo de Singapur: Que se destaca por su énfasis en la excelencia académica y un riguroso programa de matemáticas y ciencias. El enfoque está en la comprensión profunda de los conceptos.

• Sistema Educativo de los Estados Unidos: Cuya característica principal es su descentralización, con sistemas educativos operando a nivel estatal y local. Incluye la educación obligatoria de 12 años (K12) y diversas opciones más allá de la secundaria.

• Sistema Educativo de Japón: Presentando un enfoque en la disciplina, la dedicación y la importancia de los valores sociales. Ese sistema se centra generalmente en la memorización y la preparación para exámenes.

• Sistema Educativo de Corea del Sur: Conocido por su énfasis en la competitividad académica. Los estudiantes enfrentan una alta presión en los exámenes de ingreso a la universidad, y hay una fuerte importancia en la educación suplementaria.

 

 

La evolución de los sistemas educativos a lo largo del tiempo ha estado marcada por cambios significativos en respuesta a diversas influencias, como avances tecnológicos, transformaciones sociales, económicas y culturales. Como visión general de la evolución de los sistemas educativos, podemos destacar que para el Siglo XXI, estos se han visto marcados por la globalización y el desarrollo tecnológico, con importante énfasis en la interconexión e implementación de la tecnología de la información y la comunicación (TIC) para transformar la forma en que desarrollamos los procesos para asegurar la dupla enseñanza/aprendizaje. Ya para la actualidad, se reconoce la adaptación a la diversidad de audiencias, como un factor de importancia para que los sistemas educativos puedan abordar las diversas necesidades de los estudiantes, incluyendo la atención a la diversidad cultural, capacidades distintas ampliando la inclusión. Este tema nos conecta con el tan sonado enfoque en la Educación STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics), por sus siglas en el inglés, se enfocan en la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM), y más recientemente agregando las habilidades para el arte (STEAM), para preparar a los estudiantes hacia la demanda laboral moderna, así como para el emprendimiento.

 

La oferta educativa que se disemina en las plataformas de enseñanza en línea es de por sí uno de los riesgos importantes que tiene el sistema educativo

 

Asimismo, se requiere considerar la innovación y personalización de la enseñanza, explorando enfoques de aprendizaje basado en proyectos. En fin, la oferta educativa que se disemina en las plataformas de enseñanza en línea es de por sí uno de los riesgos importantes que tiene el sistema educativo, para que este sea ofrecido según los estándares asegurando la calidad esperada y certeza en el proceso.

Según Jaime Palés, quien es cofundador y co-CEO de LINC1, la Inteligencia Artificial tiene el potencial de sincronizar el proceso educativo con los principios de la neurociencia educativa, la cual se enfoca en comprender cómo aprende el cerebro humano. Es esencial reconocer que la gestión del aprendizaje implica la interconexión de diversos elementos. Los educadores debemos comprender los estándares del plan de estudios y las expectativas de cada programa, una tarea que muchos no dominan, lo que dificulta su capacidad para facilitar el proceso de aprendizaje. Asimismo, la evaluación del progreso de la formación de los estudiantes cobra un valor significativo al momento de revisar el alcance de los objetivos de aprendizaje.

Es así que, “…si hay algo que nos ha enseñado esta pandemia es que los sistemas educativos no estaban preparados para un cambio tan abrupto, precisamente porque educar en un entorno virtual no es solo una cuestión de tecnología…”, y es que haciendo el paralelismo de este pensamiento del Dr. Josep A. Planell i Stany (Rector de la Universidad Abierta de Cataluña)2, se puede entender lo que conlleva adaptar el sistema educativo para que reconozca las luces y sombras que trae el desarrollo de la Inteligencia Artificial.

 

 

En ocasiones, podríamos pensar que, lamentablemente, el progreso educativo parece haberse estancado. La universidad experimentó su impacto más significativo con la aparición de Internet a finales del siglo XX. Aunque las tecnologías web han modificado nuestras instituciones académicas, no han logrado transformar por completo nuestra forma de educar. La verdadera revolución tecnológica en la educación surgió dos décadas después, impulsada por la propagación del Coronavirus. Desde entonces, nos hemos mantenido utilizando sistemas de gestión del aprendizaje (LMS) como Moodle, BlackBoard, Canvas, CypherLeraning, y participando en  clases virtuales a través de plataformas como Zoom, TEAMS y Google Meet.

 

Ahora, a medida que nos enfrentamos al desarrollo de la Inteligencia Artificial, debemos aceptar que la verdadera transformación educativa implicará que quienes dictan las reglas ya no son aquellos que ofrecen los programas, sino los que demandan opciones innovadoras.

Según los resultados de una encuesta llevada a cabo por una empresa de educación privada en 2022, que contó con la participación de 464 encuestados, se sugiere que la Inteligencia Artificial tendrá un impacto significativo en las pruebas y evaluaciones. El 75 % de los participantes señaló que la razón principal para adoptar la Inteligencia Artificial en la educación superior es mejorar los resultados académicos de los estudiantes (HolonIQ, 2023). La evaluación académica está experimentando cambios significativos debido a la influencia de esta tecnología, con la creciente adopción de herramientas como ChatGPT en 2023, muchos estudiantes están empleándolas como recursos para el aprendizaje y la exploración.

Nos dirigimos hacia un nuevo paradigma en el cual entidades tecno-educativas emergentes permitirán a la demanda expresar sus necesidades educativas de manera más personalizada: cuándo, cómo y dónde. Presenciamos un cambio disruptivo real cuando la Inteligencia Artificial pudiera ser capaz de enseñarnos cualquier concepto y asignaturas que deseemos aprender a través de plataformas o aplicaciones en línea.

Si no se toman acciones estratégicas oportunas, es probable que solo reaccionemos cuando el fenómeno comience a afectar directamente a las instituciones educativas.

La Inteligencia Artificial posee el potencial esencial para afrontar los significativos desafíos que enfrenta la educación en la actualidad. Puede revolucionar las metodologías de enseñanza y aprendizaje, acelerando así el avance hacia el logro del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 (ODS 4). No obstante, el vertiginoso avance tecnológico conlleva inevitablemente diversos riesgos y retos, los cuales, hasta el momento, han superado los debates políticos y los marcos regulatorios.

Como educador, me cuestiono sobre cuáles desafíos enfrentamos ante el desarrollo de la Inteligencia Artificial, y cómo lo afrontamos desde nuestro rol en el sistema educativo. Reconociendo, a manera de resumen, analizamos los siguientes:

 

• Lograr equidad en el acceso: A menudo resaltamos la brecha existente en el acceso a los recursos tecnológicos, y ciertamente, los que pueden pagar tendrán acceso a herramientas más sofisticadas, lo que limita el acceso a herramientas esenciales para evitar los sesgos en las acciones formativas. Para afrontar estos retos, el Estado, junto a las entidades regulatorias de la educación, deberán realizar programas inclusivos que consideren el desarrollo de políticas para gestionar los problemas relativos a las disparidades socioeconómicas.

• Desafíos a nivel pedagógico: Así como relataba anteriormente, nos vemos retados ante la adaptación que implica adoptar métodos pedagógicos ue incorporen la Inteligencia Artificial de manera efectiva, y que con ello fomentemos el aprendizaje de manera integral. Como educadores debemos prepararnos para encontrar equilibrio entre las tecnologías, la motivación y las interacciones humanas, aprovechando las fortalezas de cada uno para maximizar el aprendizaje. Ese proceso de preparación de los educadores requerirá que puedan estar capacitados para enseñar sobre la Inteligencia Artificial, y cómo preparar a los estudiantes para un mundo cada vez más digitalizado. Los programas de desarrollo profesional que se proporcionen a los educadores deberán incluir habilidades en tecnologías emergentes, su impacto, y la incorporación de estrategias para integrar estos conceptos en los planes de estudios.

• Desarrollo de competencias y habilidades: Recordemos que la alfabetización informacional evoluciona con el desarrollo de nuevas tecnologías, y esto requiere que nuestros estudiantes adquieran habilidades de forma adaptativa. Como educadores enfrentamos desafíos ante el diseño de programas educativos que no solo aborden conocimientos específicos, sino que también fomenten habilidades como el pensamiento crítico, la resolución de problemas y la creatividad, la ética, que son esenciales para un mundo impactado por el desarrollo de la Inteligencia Artificial.

• Impacto de la ética en el ámbito educativo: Con el desarrollo de la Inteligencia Artificial nos plantea interrogantes sobre aspectos éticos relativos a la recopilación y utilización de datos estudiantiles ante los principios de derechos de autor y la propiedad intelectual, la toma de decisiones automatizada y la protección de la privacidad. Se hace imperativo que como educadores abordemos estas inquietudes con prioridad anticipada, estableciendo políticas y normas éticas, y promoviendo la conciencia entre los estudiantes desde etapas tempranas. Esto conllevará que también tengamos que aplicar el uso de herramientas anti-plagio que reconozcan los productos generados por la Inteligencia Artificial, sin que se hayan seguido los principios de reconocer las fuentes bibliográficas y normas dentro de ese contexto. La UNESCO ha destacado la ética como un tema de particular importancia en el ámbito de la educación superior. Se ha prestado especial atención a aspectos como la integridad académica, la formulación de regulaciones y directrices, la seguridad y privacidad de los datos, los posibles sesgos en la información y las cuestiones vinculadas a la comercialización de la inteligencia artificial.

• Diseño curricular adaptado: Este es un reto para los distintos niveles educativos, aspirando a que se centren en el desarrollo de habilidades fundamentales para la nueva generación, como son la resolución de problemas, trabajo en equipo, colaboración multidisciplinar, pensamiento crítico, ética y la alfabetización informacional, de manera que fomentemos la preparación de estos estudiantes para enfrentar los desafíos futuros. Nos vemos retados a la generación de contenido educativo de alta calidad y adaptado, para que la Inteligencia Artificial pueda alimentarse y generar resultados al mismo nivel o superior al recibido. Otro tipo de abordaje podrá conllevar que se desarrollen programas con un enfoque de estudios flexibles y actualizables, integrando temas relacionados con la Inteligencia Artificial, y fomentando la formación continua para los educadores.

 

La IA posee el potencial esencial para afrontar los significativos desafíos que enfrenta la educación en la actualidad

 

• Enfoque educativo de enseñanza centrada en el estudiante: Es sumamente importante la incorporación de tecnologías basadas en Inteligencia Artificial e, indiscutiblemente, esto podrá requerir un cambio en el enfoque tradicional de enseñanza hacia modelos más centrados en el estudiante, donde los educadores actuemos más como facilitadores del aprendizaje, dejando de lado el modelo tradicional. Para valorar mejor estos cambios en los modelos requeriremos avanzar a una comprensión profunda, así como la aplicación de evaluación continua.

 

• Seguridad Cibernética y vulnerabilidades de tecnología emergentes: La integración de tecnologías inteligentes en el sistema educativo aumenta el riesgo de los ataques cibernéticos, y esto se subraya en la necesidad de aplicar medidas preventivas y mejores prácticas recomendadas para llevar a cabo una sólida implementación de esas herramientas aplicando los principios de seguridad cibernética.

 

 

 

 

El vertiginoso avance tecnológico conlleva inevitablemente diversos riesgos y desafíos

 

• Inversión consciente en mejor infraestructura tecnológica: Siendo la tecnología un medio para dar respuesta a los retos aquí planteados, se recomienda garantizar la conectividad a Internet y el acceso a dispositivos tecnológicos para todos los estudiantes, lo que implica que las instituciones educativas cuenten con la infraestructura tecnológica necesaria para implementar soluciones de Inteligencia Artificial.

 

De cara a la disrupción que trae la Inteligencia Artificial Generativa en los sistemas educativos, entendemos que tienen el potencial de transformarlos significativamente al proporcionar herramientas y enfoques innovadores para mejorar la enseñanza y el aprendizaje, pero requieren una planificación cuidadosa, la participación activa de los docentes y una consideración a los aspectos éticos para garantizar que los beneficios se maximicen, y que se minimice la posibilidad de riesgos en el proceso. La Inteligencia Artificial Generativa tiene el potencial de personalizar y enriquecer la experiencia educativa, haciendo que el aprendizaje sea más accesible, dinámico y centrado en el estudiante, siempre que se use adecuadamente. Estas agregan nuevos recursos como son: tutores virtuales y asistentes inteligentes, generación de contenido multimodal, simulaciones educativas y entornos virtuales de aprendizaje, apoyo a la investigación y desarrollo de proyectos, entre otros.

 

En las últimas dos décadas, ha habido un aumento significativo en el interés y la inversión destinados a la investigación en Inteligencia Artificial. Este incremento se evidencia no solo en el aumento de publicaciones científicas y patentes, sino también en la aparición de conferencias especializadas que se centran exclusivamente en discutir los avances, desafíos y aplicaciones en este campo de estudio. Además, la cultura de prepublicaciones ha facilitado la difusión rápida y extensa de ideas, fomentando la colaboración y el intercambio académico a nivel mundial. Diversas instituciones, incluida la Universidad de Stanford en 2021, han documentado y resaltado este crecimiento, subrayando la importancia que la Inteligencia Artificial ha adquirido en el ámbito académico y de investigación contemporáneo.

En una reflexión, junto a la maestra Margarita Rodríguez, colega educadora y experta en Diseño Industrial del INTEC, desde un punto de vista positivo pensamos que a los estudiantes la Inteligencia Artificial les deberá servir como inspiración y base de datos de consulta para la elaboración de proyectos, tareas e investigaciones; pero aun usando estas herramientas, no se notan resultados distintos en los trabajos que presentan actualmente.

Esto nos lleva a entender que el enfoque debe llevarse a redirigir el modelo de enseñanza hacia el tipo de perfil esperado y basarnos en la tecnología como cualquier herramienta que, desde los grafos en las paredes de la era prehistórica, el papel, el Internet, hasta los asistentes virtuales y la Inteligencia Artificial Generativa proponen hoy día.

Conclusiones

Sintetizando las ideas principales planteadas en este análisis, hemos de reflexionar en cómo la automatización de algunas tareas educativas, producida a raíz del desarrollo de la Inteligencia Artificial, podrían tener implicaciones en la demanda de empleo para ciertos roles docentes. Es así, que el sistema educativo debe adaptarse para aprovechar las ventajas de la tecnología sin comprometer la calidad de la educación.

Concomitantemente, esto nos hace pensar en las preocupaciones sobre la dependencia tecnológica, la debilidad en el desarrollo de habilidades sociales y en la necesidad de equilibrar el uso de la tecnología con otras formas de aprendizaje. Enfocarse en el desarrollo de habilidades blandas puede ser cruciar ante estos retos, y promover un enfoque educativo centrado en el estudiante que fomente el pensamiento independiente y la resolución creativa de problemas.

En este mismo orden, la evaluación de los estudiantes en un entorno impulsado por la Inteligencia Artificial plantea desafíos en términos de autenticidad y seguridad. Es necesario garantizar que las evaluaciones sean justas, seguras y reflejen de manera precisa las habilidades y conocimientos de los estudiantes. Con la promoción de la investigación constante, colaboración entre educadores y desarrolladores de las tecnologías, aplicando evaluación rigurosa de la eficacia de las herramientas educativas basadas en la Inteligencia Artificial, se podrá mitigar parte de los problemas de infracciones a la propiedad intelectual y al derecho de autor, a la par de promover el desarrollo del pensamiento crítico.

Hemos de esperar la resistencia al cambio, y es por ello que debemos poder formular planes para el desarrollo de las competencias de los estudiantes y preparar la siguiente generación haciendo uso de las maravillosas herramientas que nos propone el desarrollo tecnológico; ese es el verdadero reto. No temer a que podamos ser sustituidos por estas tecnologías, sino preparanos desde ya para poder sacar mejor provecho y beneficio de ellas.

 

Referencias

 

1. Informe de la UNESCO – “I’d Blush if I Could”: Este informe de la UNESCO examina el impacto de la IA en la educación, destacando desafíos éticos, sociales y pedagógicos. Puedes encontrar el informe completo en el sitio web de la UNESCO. [I’d Blush if I Could – Informe UNESCO](https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000367232)

2. Informe de la OECD – “The Future of Education and Skills: Education 2030”: La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD) aborda los desafíos de la educación en el contexto de la transformación digital y la IA en este informe. [The Future of Education and Skills: Education 2030 – Informe OECD](https://www.oecd-ilibrary.org/education/the-future-of-education-and-skills_222d-4f3e-en)

3. Artículo en Harvard Business Review – “The New Foundational Skills of the Digital Economy”: Este artículo destaca la importancia de las habilidades humanas fundamentales y cómo la educación debe adaptarse para preparar a los estudiantes para la era de la IA. [The New Foundational Skills of the Digital Economy – HBR](https://hbr.org/2019/05/the-newfoundational- skills-of-the-digital-economy)

4. Informe del Foro Económico Mundial – “The Future of Jobs Report”: Este informe del Foro Económico Mundial aborda las transformaciones en el mercado laboral debido a la automatización, incluyendo implicaciones para la educación y el desarrollo de habilidades. [The Future of Jobs Report – WEF](http://www3.weforum.org/docs/WEF_Future_of_Jobs_2018.pdf)

5. Libro – “Artificial Intelligence in Education: Promises and Implications for Teaching and Learning”: Este libro proporciona una visión general de cómo la IA está afectando la educación y aborda cuestiones clave. Está escrito por varios expertos en el campo. [Artificial Intelligence in Education – Libro en Amazon](https://www.amazon.com/Artificial-Intelligence-Education-Implications-Technology/dp/3030576572)

6. Artículo Científico – “Artificial Intelligence in Education: A Critical Realist Exploration”: Este artículo examina críticamente la implementación de la IA en la educación desde una perspectiva realista crítica. [Artificial Intelligence in Education: A Critical Realist Exploration – Artículo en ResearchGate](https://www.researchgate.net/publication/331303652_Artificial_Intelligence_in_Education_A_Critical_Realist_Exploration)

 

 

LORENZO MARTÍNEZ LEBRÓN
LORENZO MARTÍNEZ LEBRÓN
https://www.linkedin.com/in/lmartinezl       Ingeniero de Sistemas de la Universidad Católica Santo Domingo. Master Executive en Gestión de las  Telecomunicaciones & TIC desarrollado por la EOI de España. Diplomado sobre Transformación Digital en la EOI. Especialidad en Ciberseguridad en el INCIBE, OEA. Certificación de auditor-implementador de la norma ISO 27001. Coordinador y docente de las carreras de tecnologías en el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *