Desafíos de la ciberseguridad para el onboarding digital
marzo 6, 2024
Desafíos del sistema educativo ante la Inteligencia Artificial
marzo 6, 2024

Aviación civil: en la era de la IA y la ciberseguridad

Introducción

La aviación civil ha experimentado transformaciones significativas a lo largo de los años, marcando hitos en eficiencia, seguridad y comodidad para los viajeros, destacando la convergencia de la inteligencia artificial (IA) y la ciberseguridad, lo que ha originado nuevos desafíos y oportunidades. Aunque el término “Inteligencia artificial” es tendencia hoy en día, la expresión fue acuñada desde el 1956 por McCarthy, quien la definió como la ciencia e ingenio de hacer máquinas inteligentes. El inicio de sus investigaciones ha sido un motor clave para que hoy la IA sea una realidad. Mientras que Kizza (2016), define la ciberseguridad como el campo que se ocupa de la protección de sistemas de información, redes y programas de computadora contra accesos no autorizados, daños o ataques. Destaca la importancia de salvaguardar la confidencialidad, integridad y disponibilidad de la información. La integración de la inteligencia artificial (IA) en la aviación implica un cambio significativo, no solo en términos de eficiencia operativa y estándares de seguridad elevados, sino también en la necesidad crítica de abordar los desafíos emergentes en ciberseguridad. La capacidad de la IA para procesar grandes volúmenes de datos y aprender patrones implica una exposición creciente a posibles amenazas cibernéticas. A medida que la IA se convierte en un componente esencial de la aviación, también se intensifica la importancia de salvaguardar los sistemas contra posibles ataques y vulnerabilidades.

En este contexto, la exploración de oportunidades generadas por la inteligencia artificial debe ir de la mano con estrategias sólidas de ciberseguridad para garantizar la protección integral del transporte aéreo y su infraestructura. Este enfoque holístico no solo maximiza los beneficios operativos de la inteligencia artificial, sino que también fortalece la resiliencia y seguridad del sistema ante las amenazas digitales en constante evolución. En lo adelante, exploraremos las oportunidades y desafíos que la inteligencia artificial presenta para la aviación, y cómo el sector se esfuerza por equilibrar la innovación con la seguridad y la gestión de riesgos.

 

Aviación civil: Panorama general

La aviación civil abarca una amplia gama de actividades relacionadas con el transporte aéreo, incluyendo el diseño, fabricación y operación de aeronaves, la gestión del tráfico aéreo, y la infraestructura aeroportuaria. Esta industria desafía constantemente las barreras tecnológicas y reglamentarias para mejorar la seguridad y eficiencia del transporte aéreo; en ese sentido, cada país tiene una Autoridad de Aviación Civil (CAA) encargada de establecer normativas, emitir licencias y garantizar el cumplimiento de estándares de seguridad.

Estas autoridades operan bajo las directrices establecidas de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI). La OACI es un organismo de las Naciones Unidas que, desde su creación en 1944, busca que los Estados miembros cooperen entre sí y compartan sus cielos en beneficio mutuo, erigiéndose como guía, mediante enfoques diplomáticos y técnicos, para establecer una red de movilidad aérea global excepcionalmente eficiente y confiable e impulsar el crecimiento sostenible y la prosperidad socioeconómica en todas las regiones donde surcan los cielos las aeronaves.

Además, en su labor continua de respaldar y facilitar una red global de transporte aéreo capaz de satisfacer e incluso superar las demandas del desarrollo social y económico, así como de promover una conectividad más amplia entre empresas y pasajeros en todo el mundo, la OACI reconoce con claridad la necesidad de anticipar y gestionar el esperado incremento en la capacidad del transporte aéreo mundial para el año 2030 sin causar efectos adversos innecesarios en la seguridad operativa, la eficiencia, la comodidad y el comportamiento ambiental del sistema. De ahí que ha delineado cinco objetivos estratégicos que abarcan diversos aspectos en esta dirección:

objetivos estratégicos que abarcan diversos aspectos en esta dirección:

• Seguridad operacional Fortalecer la seguridad operacional de la aviación civil a nivel global, centrando la atención en las capacidades estatales de supervisión regulatoria.

• Capacidad y eficiencia de la navegación aérea Aumentar la capacidad y mejorar la eficiencia del sistema de aviación civil mundial, con un enfoque en la modernización de infraestructuras y la elaboración de nuevos procedimientos.

• Seguridad de la aviación y facilitación Fortalecer la facilitación y la seguridad de la aviación civil a nivel mundial, destacando el liderazgo de la OACI en temas relacionados con la seguridad de las fronteras y la aviación.

• Desarrollo económico del transporte aéreo Fomentar el desarrollo de un sistema de aviación civil sólido y económicamente viable, destacando el liderazgo de la OACI en la armonización del marco de transporte aéreo.

• Protección del medio ambiente Minimizar los efectos ambientales adversos de las actividades de la aviación civil.

Al ingresar a una nueva era de digitalización, y con la llegada de formidables innovaciones en tecnologías de vuelo y propulsión, el transporte aéreo depende hoy más que nunca del apoyo especializado de la OACI y de su orientación técnica y diplomática para crear un futuro nuevo y emocionante para los vuelos internacionales. La OACI misma está innovándose para responder a este llamado y está ampliando sus alianzas con otras organizaciones de las Naciones Unidas y partes interesadas del ámbito técnico para formular una visión mundial estratégica y soluciones sostenibles y eficaces. En la actualidad nos encontramos que el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), con el financiamiento del Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, la compañía Boeing, la Oficina de Investigación Naval y el Acelerador de Inteligencia Artificial de la Fuerza Aérea de Estados Unidos desarrolló Air Guardian, una IA diseñada para garantizar cielos

 

La capacidad de la IA para procesar grandes volúmenes de datos y aprender patrones implica una exposición creciente a posibles amenazas cibernéticas

 

 

más seguros y que acompañará a los pilotos de aviones para auxiliarlos durante los vuelos, combinando así la intuición humana con la precisión de las máquinas, y creando una relación más simbiótica entre el piloto y la aeronave. Air Guardian actúa como un copiloto proactivo y preventivo; utiliza tecnología de seguimiento ocular para comprender la atención del piloto. Basándose en la dirección de la mirada, ayuda a la computadora a tomar decisiones alineadas con las acciones del piloto, identificando posibles riesgos de manera anticipada. A diferencia de los sistemas de piloto automático tradicionales, interviene en señales tempranas de riesgo en lugar de esperar violaciones evidentes de seguridad. Independientemente de su utilización inmediata, Air Guardian sienta las bases para futuras estrategias de asistencia colaborativa en vehículos terrestres, marítimos y otras actividades que involucren el uso de la robótica. Por otro lado, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha desarrollado una serie de herramientas e iniciativas, como Accelerate@IATA, IATA Think Tank, Digital Innovation Strategic Partners y la IT Leaders Community, para impulsar la innovación en las aerolíneas, incorporando la identificación biométrica para agilizar los procesos de los pasajeros en los aeropuertos. Un ejemplo de esto es la aerolínea Delta, que ha comenzado a probar los sistemas desarrollados por Vision-Box (Choi, 2022).

 

 

 

 

 

 

Un cambio inminente y transformador

 

Ante la dimensión de la pandemia de COVID-19 y su duración e impacto mundial, donde se han visto afectadas profundamente las operaciones de transporte aéreo y su mismo futuro, ha surgido un consenso sobre el papel fundamental del personal de la aviación en la búsqueda y ejecución de soluciones para el desenvolvimiento de las operaciones aéreas en todos los niveles y en toda la cadena de valor de la aviación. Por tal razón, se hace necesario disponer de mecanismos que garanticen la resiliencia, es decir, la capacidad del sector para mantener la continuidad de la movilidad aérea a la vez que avanza en la concreción de los cinco objetivos estratégicos de la OACI y contribuye a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas (OACI, OACI, 2022). En vista de lo anterior, el 26 de septiembre de 2022 la OACI lanzó un concurso mundial bajo el lema “Innovación y resiliencia en la aviación” y que culmina en el primer trimestre de este año 2024, a través del cual buscan soluciones innovadoras que apunten a:

• Crear para 2050 un ecosistema de aviación más resiliente;

• Contribuir al surgimiento de conceptos, herramientas y enfoques innovadores que lleven a nuevas soluciones o servicios en relación con algunos o todos los cinco objetivos estratégicos de la OACI, los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y, en particular, el 9no ODS sobre Industria, Innovación e Infraestructura: «Construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación»;

• Compartir sus expectativas y visiones de futuro, centrándose en el surgimiento de ideas disruptivas en beneficio de toda la comunidad de la aviación.

 

La integración de la IA en la aviación no solo tiene el potencial de abordar los desafíos ambientales y de capacidad, sino que también puede revolucionar la seguridad y la eficiencia en el sector. Al aprovechar el aprendizaje automático y los algoritmos avanzados, esta puede anticipar y responder rápidamente a situaciones imprevistas, mejorando así la toma de decisiones en tiempo real. Su capacidad predictiva no solo contribuiría a reducir los tiempos de vuelo y aumentar la puntualidad, sino que también fortalecería la resiliencia del sistema ante eventos inesperados, proporcionando una experiencia de vuelo más segura y eficiente para pasajeros y operadores. Evidentemente, el futuro de la aviación civil depende en gran medida de su capacidad para adaptarse a los cambios tecnológicos, que a su vez plantean nuevos desafíos para la seguridad; hackers cada vez más sofisticados amenazan constantemente la integridad de la información y las operaciones de vuelo. Sus motivaciones son diversas, ya sea por ideología, lucro económico u otro tipo de ganancias ilegítimas. Dada la naturaleza cambiante y multifactorial de las amenazas cibernéticas, es indispensable un enfoque holístico; un ciberataque puede afectar múltiples áreas de manera casi simultánea y propagarse a gran velocidad. Por lo tanto, se requiere una visión común y una estrategia coordinada entre todos los involucrados. En ese sentido, la OACI aspira a que la industria aeroespacial sea resiliente frente a los ciberdelitos, procurando garantizar la seguridad y fiabilidad del transporte aéreo en todo el mundo, al tiempo que fomenta la innovación tecnológica necesaria para el crecimiento sostenible del sector. En vista de eso, en octubre de 2019 elaboró la Estrategia de ciberseguridad de la aviación, enmarcada en 7 pilares (OACI, 2019):

1. Cooperación internacional

2. Gobernanza

3. Leyes y reglamentos eficaces

4. Política de ciberseguridad

5. Intercambio de información

6. Gestión de incidentes y planificación ante emergencias

7. Creación de capacidad, instrucción y cultura de ciberseguridad

 

Es notable destacar que, en su cuadragésimo período de sesiones, la Asamblea de la OACI aprobó la Resolución A40-10 enmendada, que aborda la ciberseguridad en la aviación civil. En esta resolución, se insta a los Estados a implementar la Estrategia de Ciberseguridad, destacando la importancia de desarrollar un plan sostenible para su ejecución y continuar trabajando en la formulación de un marco sólido que sirva de base para que los Estados, la industria, partes interesadas y la OACI colaboren con el propósito de fortalecer la capacidad para identificar, prevenir y detectar ciberataques en la aviación civil. Además, donde se busque gestionar respuestas, recuperarse de efectos de ataques y establecer un marco cooperativo robusto. Bajo esa premisa, en enero 2022, la OACI elaboró el Plan de Acción de Ciberseguridad. Este plan ha sido meticulosamente concebido para ofrecer una guía integral, abordando una serie de principios, medidas y acciones específicas destinadas a alcanzar los objetivos establecidos en los siete pilares de la estrategia global. Su propósito va más allá de ser un documento; de hecho, actúa como un elemento de apoyo crucial para la ejecución y el cumplimiento de las tareas enmarcadas en el Plan Global para la Seguridad de la Aviación. Dentro de sus principios se destaca la necesidad de comprensión, colaboración y compromiso por parte de los Estados y todas las partes interesadas en la aviación civil. Estos principios subrayan la importancia de fortalecer la ciberresiliencia y proteger a la aviación contra cualquier ciberataque, independientemente del perfil del actor de la amenaza, con el objetivo de preservar la seguridad y la continuidad del sistema de transporte aéreo. Ante el umbral de esta nueva era, la República Dominicana no se queda atrás. El 11 de octubre de 2023 fue presentada a la nación la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial (ENIA), un hito en nuestra Política Nacional de Innovación 2030, que parte de la premisa de que la innovación es el motor que impulsará a nuestro país en el siglo XXI. En el ámbito del transporte, propone utilizar la IA en la gestión del tráfico, optimización de rutas y sistemas de transporte autónomos, con el propósito de mejorar la seguridad vial y promover una movilidad más sostenible. Previamente, mediante el Decreto No. 230-18, se crea la Estrategia Nacional de Ciberseguridad que establece los mecanismos adecuados para la protección del Estado, sus habitantes y, en general, del desarrollo y la seguridad nacional para crear un ciberespacio más seguro y confiable.

 

Oportunidades y desafíos en la industria

En la era actual, la adopción de la Inteligencia Artificial en la industria de la aviación ya se ha manifestado de diferentes maneras y su potencial transformador para el sector se encuentra en constante análisis. Se resaltan áreas clave donde la IA ha demostrado ser influyente, como la reducción de la carga laboral humana, el estímulo al desarrollo de nuevos servicios de gestión del tráfico y espacio aéreo y el fortalecimiento de la seguridad y resiliencia cibernética. Un elemento notable es la introducción de un Plan de Acción sobre vuelos, el cual detalla acciones concretas para acelerar el desarrollo de la IA en la aviación y la administración del tránsito aéreo a nivel global. Este plan no solo es un testimonio de la proactividad en la exploración de las capacidades de la IA, sino que también representa un enfoque práctico para llevar a cabo las transformaciones necesarias en la aviación mundial de manera gradual.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La integración de la IA en la aviación no solo tiene el potencial de abordar los desafíos ambientales y de capacidad, sino que también puede revolucionar la seguridad y la eficiencia en el sector

 

 

Otras áreas donde la integración de la IA con la aviación puede impactar serían:

1. Mejora de operaciones aéreas La aplicación de la IA en la optimización de operaciones aéreas se establece como una oportunidad estratégica clave en la industria de la aviación. La habilidad de esta para procesar volúmenes masivos de datos, identificar patrones intricados y llevar a cabo análisis predictivos no solo ha de impulsar mejoras sustanciales en la eficiencia operativa, sino que también reforzaría la seguridad en la dirección del tráfico aéreo (Simsekli & Ozbayoglu, 2018). Esta capacidad transformadora la convierte en una herramienta inapreciable para reducir considerablemente la carga laboral humana, optimizar rutas de vuelo y prever posibles problemas operacionales. La implementación exitosa de sistemas de aprendizaje automático y algoritmos avanzados no solamente anticiparía y respondería rápidamente a situaciones inesperadas, sino que además contribuiría de manera notable a la mejora continua de las operaciones aéreas a nivel global.

2. Desarrollo y mantenimiento de aeronaves más eficientes La inteligencia artificial está revolucionando el diseño aeronáutico a través de complejos modelos de simulación y sofisticadas técnicas de optimización. Gracias a sus asombrosas capacidades de cálculo, la IA puede evaluar millones de posibles configuraciones en la búsqueda de formas aerodinámicas más eficientes. Además, puede usar tanto los datos de sensores en tiempo real como patrones de fallos históricos predictivos para reducir el tiempo de inactividad y los costos generales de mantenimiento de las aeronaves. Esto permitiría reducir drásticamente el consumo de combustible y minimizar el impacto ambiental de cada vuelo, respaldando el compromiso ecológico de la industria e inspirando soluciones respetuosas con el medio ambiente (Zhang, Li, & Zhang , 2019).

3. Experiencia basada en el pasajero La inteligencia artificial también está transformando la experiencia del pasajero, desde la reserva de vuelos hasta la gestión de equipaje. Asistentes virtuales, reconocimiento facial y servicios personalizados basados en datos son áreas donde la IA puede mejorar la satisfacción del cliente (Wertheim & Seidel, 2018). Los asistentes virtuales ofrecen un canal eficaz para proporcionar información instantánea y resolver consultas, mientras que el reconocimiento facial agiliza los procesos de embarque y seguridad, mejorando la eficiencia y la comodidad. Además, los servicios personalizados basados en datos permitirían a las aerolíneas ofrecer mejores tarifas, anticipar y satisfacer las preferencias individuales de los pasajeros, creando una experiencia de viaje más fluida y adaptada.

4. Educación de calidad y sin fronteras La IA presenta oportunidades para revolucionar la educación en el sector aeronáutico. Desde potenciar simuladores de vuelo avanzados para brindar experiencias realistas y seguras de pilotaje hasta ofrecer entrenamiento personalizado que se adapte al progreso de cada estudiante. Además, la incorporación de asistentes virtuales que faciliten la instrucción en tiempo real con análisis predictivo del rendimiento para intervenciones proactivas, así como el diseño de aeronaves hasta plataformas de aprendizaje en línea y colaboración virtual.

 

Desafíos reales

 

Dentro de los retos a los que se enfrentaría la industria aeronáutica están: 1. Seguridad operacional y ciberseguridad El incremento de la conectividad en la aviación civil ha abierto nuevas vías, pero al mismo tiempo, ha expuesto a la industria a amenazas cibernéticas significativas. Los sistemas de aviónica, el control del tráfico aéreo y las infraestructuras aeroportuarias se perfilan como objetivos potenciales para ataques cibernéticos, lo que podría tener consecuencias graves para la seguridad operacional del sector (Farid, Yautsiukhin, & Shishika, 2018). En este contexto, la gestión efectiva de la ciberseguridad se ha vuelto imperativa para salvaguardar los sistemas críticos y garantizar la integridad, confidencialidad y disponibilidad de la infraestructura aérea. Abordar estos desafíos se presenta como un requisito crucial ante esta nueva era, donde la protección contra amenazas cibernéticas se erige como una prioridad fundamental para preservar la confianza en la aviación civil y garantizar la continuidad operativa de manera segura.

 

2. Integración de sistemas autónomos y drones La introducción de aeronaves no tripuladas y sistemas autónomos plantea desafíos regulatorios y de seguridad. La integración segura de drones en el espacio aéreo convencional y la coexistencia con aeronaves tripuladas requieren un enfoque cuidadoso para evitar conflictos y garantizar la seguridad operativa (Walker & Hook, 2017). En este contexto, la colaboración entre autoridades reguladoras, industria y otros actores clave se convierte en un factor crucial para establecer un marco normativo que fomente el desarrollo sostenible de estas tecnologías emergentes sin comprometer la seguridad aérea.

 

Air Guardian, una IA diseñada para garantizar cielos más seguros y que acompañará a los pilotos de aviones para auxiliarlos durante los vuelos

 

3. Gestión de datos y analítica avanzada La cantidad masiva de datos generados por aeronaves y sistemas de aviación ofrece oportunidades para mejorar la eficiencia operativa y la toma de decisiones. Sin embargo, la gestión eficaz de estos datos y la implementación de técnicas avanzadas de analítica son desafíos que deben abordarse para aprovechar al máximo esta riqueza de información, destacando la necesidad de desarrollar sistemas robustos de almacenamiento y procesamiento. Asimismo, la implementación de técnicas avanzadas de analítica se presenta como un paso clave para transformar estos datos en conocimientos significativos. Abordar estos desafíos no solo potenciará la eficiencia operativa, sino que también permitirá a la industria de la aviación capitalizar plenamente el valor estratégico de la información generada, allanando el camino hacia una toma de decisiones más informada y precisa (Cheng & Bowman, 2016).

4. Consideraciones regulatorias La adopción progresiva de tecnologías avanzadas en la aviación subraya la necesidad imperativa de revisar y actualizar los marcos regulatorios existentes. A medida que la Inteligencia Artificial y la ciberseguridad ocupan un papel cada vez más prominente en la industria aeronáutica, es crucial el desarrollo de políticas efectivas que equilibren la promoción de la innovación y la garantía de la seguridad en la aviación. El intercambio de mejores prácticas y la adaptación de enfoques exitosos se convierten en elementos clave para crear un marco regulatorio actualizado y adaptado a los desafíos específicos que plantean la Inteligencia Artificial y la ciberseguridad en el ámbito aeroespacial. El Instituto Dominicano de Aviación (IDAC), como entidad referente en materia de aviación en la República Dominicana, no está exento de las oportunidades y desafíos antes planteados. Por esto, con carácter de urgencia, la Institución ha definido desde finales del 2023 las pautas a seguir en materia de I+D+i en el sector en el que se desenvuelve, a fin de dar cumplimiento a los pilares de las estrategias de Inteligencia Artificial y, reafirmar su compromiso en ciberseguridad. Todo esto serviría para que la Institución fortalezca su imagen, así como los sistemas que la sustentan, haciéndolos más robustos y basados en la experiencia de usuarios, incorporando y mejorando los procesos técnicos y administrativos fundamentales para el desarrollo de la industria aeronáutica.

 

Conclusión

La aviación civil se encuentra en un momento crucial de transformación impulsado por la inteligencia artificial y la ciberseguridad. Aunque los desafíos son evidentes, las oportunidades para mejorar la seguridad, eficiencia y experiencia del usuario son igualmente significativas. La colaboración entre la industria, reguladores y expertos en tecnología será crucial para garantizar una transición exitosa hacia una aviación civil más avanzada y segura.

 

Referencias

 

  • Cheng, B., & Bowman, J. (2016). Big Data in Aviation: A Literature Review. Journal of Air Transport Management, 52, 104-113.
  • Choi, T. (2022, 6 7). Biometric Update. Retrieved 1 12, 2024, from https://www.biometricupdate.com/202206/airport-biometrics-from-vision-box-idemia-veridos-and-materna-hit-the-tarmac
  • Farid, M., Yautsiukhin, A., & Shishika, D. (2018). Cyber Threats to Civil Aviation: A Comprehensive Review. IEEE Transactions on Intelligent Transportation Systems, 20(10), 3621-3635.
  • Gordon, R. (2023, 10 3). MIT News. Retrieved from https://news.mit.edu/2023/ai-co-pilot-enhances-human-precision-safer-aviation-1003
  • Kizza, J. M. (2016). Computer network security and ethical hacking. New York: Springer.
  • McCarthy, J. (1956). Programs with common sense. In Proceedings of the Symposium on the Mechanization of Thought Processes. London: Her Majesty’s Stationery Office.
  • OACI. (2019). Estrategia de ciberseguridad de la aviación. Montréal: OACI.
  • OACI. (2022, Septiembre). OACI. Retrieved from https://www.icao.int/innovation/Competition/Pages/default_es.aspx
  • OACI. (2022). Plan de acción de ciberseguridad.
  • OGTIC. (2021). Agenda Digital 2030. Retrieved from https://agendadigital.gob.do/ejes/ciberseguridad-transversal/
  • Organización de Aviación Civil Internacional. (n.d.). Retrieved from OACI: https://www.icao.int/about-icao/Council/Pages/ES/Strategic-Objectives.aspx
  • Pujals, B., Rivas Reyes , D., Muñoz Suro, M., & García Periche, J. (2023). Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial. Santo Domingo.
  • Simsekli, U., & Ozbayoglu, A. (2018). A Survey on the Applications of Machine Learning in Air Transportation. Journal of Air Transport Management, 70, 134-149.
  • Walker, R., & Hook, S. A. (2017). Integration of Unmanned Aircraft Systems into the National Airspace System. Progress in Aerospace Sciences, 90, 30-41.
  • Wertheim, P., & Seidel, S. (2018). Artificial Intelligence in Aviation: Opportunities and Challenges. Air Traffic Control Quarterly, 26(4), 355-375.
  • Zhang, Y., Li, C., & Zhang , J. (2019). A Survey of Applications of Artificial Intelligence in Aircraft Design. Progress in Aerospace Sciences, 107, 1-22.

 

PAOLA MARTÍNEZ BAUTISTA
PAOLA MARTÍNEZ BAUTISTA
paola.martinez@idac.gov.do        Ingeniera y académica. Ingeniera de sistemas de información, Summa Cum Laude, UNAPEC. Magister en Ingeniería y Tecnología del Software, Universidad de Sevilla, 2018. Especialista en Big data y Business Analytics, EOI, 2020. Actualmente, Coordinadora y Docente de las Carreras de Ingeniería, UNICDA, y Encargada del Departamento de Desarrollo e Implementación de Sistemas, IDAC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *